La bella durmiente

Desde pequeñita he sido presumida, cursi y profundamente romántica y para mí este cuento lo reunía todo. Ahora entiendo que lo que me atraía iba más allá de lo que podía reconocer de niña. Yo estaba muy dormida, y todavía lo estoy en muchísimas áreas, pero anhelaba despertar. Creía que necesitaba un príncipe azul que me despertara por amor.

 Lo que produce el despertar es el amor, pero no el de otro sino el amor sin límites y por supuesto el amor a uno mismo. 

labelladurmiente

Al igual que  la bruja del cuento el ego es el  que nos hace dormir. El ego es la personalidad que nos vamos construyendo desde pequeños y que duerme y engaña a lo que realmente somos y una vez dormidos olvidamos quienes éramos. Este olvido nos produce un gran sufrimiento porque nos separa de nosotros mismos y por supuesto de los demás. Una relación necesita de dos personas presentes, así que lo primero que tengo que hacer es encontrarme a mí para luego poder encontrarme con el otro. 

¿Cómo despertar del sueño y del encantamiento del ego? Primero es la toma de conciencia de que vivimos dormidos, que funcionamos desde un patrón de aprendizaje donde aprendimos todo lo que no éramos por un esfuerzo desesperado en encontrar el reconocimiento del otro.

Los primeros años de vida son un intento desesperado para construirnos un personaje. ¿ En función de que nos construimos? Inevitablemente  de la gente que nos rodea, porque vivimos con ellos y queremos encajar. Es una reacción natural, y poco a poco vamos  aprendiendo una serie de comportamientos que son valorados y por  supuesto otros muchos que causan rechazo. ¿ Y donde quedamos nosotros? En algún rincón esperando poder mostrarnos como somos. 

A cada uno el despertar le llega de una manera distinta, hay diferentes señales pero todas derivan en una sensación de vacío e insatisfacción.

Sabemos que los cuentos son parábolas y que esconden mensajes ocultos. Para mí “la bella durmiente ” habla de esto que os he contado:     

 “ El amor es la llave del despertar a uno mismo.” 

Vanesa Saavedra 

The URI to TrackBack this entry is: https://vanesasg.wordpress.com/2008/03/13/la-bella-durmiente/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Ahora podríamos escribir la segunda parte “La Bella Despierta”, una princesa que se prepara y aprende a permanecer atenta. Un día llegó un supuesto principe y se dió cuenta de que no era tal. Después llegaría otro y supo identificarle… Y decidieron compartir su vida entre iguales…

    También necesitamos principes despiertos, estoy pensando que voy a empezar a escribir, para contarselo a mis hijos, “El Dragón Despierto” (creo que lo de “bello” no les llamará mucho la atención…🙂

  2. Me guataría saber todos sus cursos disponibles, cuánto duran y en donde son?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: