Reponsabilidad V

Cuando el cuerpo enferma, sea por la causa que sea, está reflejando una falta de equilibrio en esa zona. Con la medicina tradicional  y otros métodos como la fisioterapia lo que se  puede llegar a conseguir, es el restablecimiento del equilibrio, dejando la balanza en el punto cero por así decirlo.

Cuando trabajo con mis pacientes es lo que les digo y a lo que hacía referencia en el artículo anterior, hay dos maneras de trabajar: con la causa o con la consecuencia.

Si tratamos sólo la consecuencia (lesión o enfermedad), estaremos llevando la balanza al punto de equilibrio, pero si el factor que la hizo desequilibrar sigue sin resolverse  acabará volviendo a hacer su aparición de una forma u otra.

Normalmente la causa lleva avisando tiempo y el desequilibrio está presente en nuestro cuerpo mucho antes de que dé sintomatología, aunque en esto también interviene el grado de conciencia de cada uno. Pero, en la mayoría de los casos, la gente toma conciencia cuando la última gota termina de llevar uno de los platillos al fondo. Si sólo nos preocupamos de la consecuencia, las gotas empezarán otra vez a desquilibrar el platillo hasta hacerlo caer con la aparición nuevamente del síntoma o enfermedad.

    

 

Pongamos que una persona en un momento de su vida laboral empieza a estar descontento porque ya no es la misma persona que eligió ese trabajo, todos evolucionamos, y ahora siente que tiene nuevas capacidades a desarrollar.

Si no escucha este anhelo de su alma, seguramente por razones como por lo menos tengo un trabajo, me pagan bien,  siempre me ha gustado lo que hacía, etc, comenzará a tener un desequilibrio en sus piernas, que acabará dando la cara con una enfermedad, lesión o accidente.

Lo que está ocurriendo es que estamos resistiéndonos a nosotros mismos y, cualquier resistencia, lleva a un desgaste y por supuesto al desequilibrio.

Llegados a este punto, una vez recuperado el equilibrio de la pierna por el método elegido, o afrontamos nuestras nuevas necesidades o las resistimos.¿Tú que eliges?……

 

Vanesa Saavedra  

The URI to TrackBack this entry is: https://vanesasg.wordpress.com/2008/10/21/reponsabilidad-v/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Hola Vanesa,

    Muy interesante esta información. Desconocía que afectaba a las piernas. Según tengo entendido -y si no es así, me gustaría me corrigieras- el miedo suele concentrarse en la zona del perineo, genital e interior muslos; en ese sentido, ¿las dolencias de rodillas o tobillos tienen que ver con “sobrecarga” de miedo?

    Un abrazo,
    juan

  2. Hola Juan,en mi experiencia el miedo se manifiesta en todo el cuerpo simplemente ,dependiendo de con qué tenga que ver el miedo, se refleja mas en una zona u otra. Creo que cualquier desequilibro es una resistencia a aceptar lo que es y entonces sentimos miedo porque no confiamos .
    la zona que mencionas tiene mucho que ver con miedo a no tener cubiertas las necesidades basicas ,por ejemplo alguien que perdiera su casa seria normal que esta zona lo reflejara. Y el tema de las rodillas esta muy relacionado con los cambios de direccion en la vida y a eso ,desde luego, tenemos mucho miedo. pero me has dado una clave importantísima y es la importancia de la palabra sobrecarga………gracias Juan siempre me haces aprender..

    un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: