Creencias y sus consecuencias.

Desde la numerología cuántica con nuestro nombre, apellidos y fecha de nacimiento obtenemos un número que define que tipo de energía hemos venido a manifestar.

En la numerología kármica podíamos hacer una lectura de nuestro inconsciente en las diferentes energías de la vida, es decir, cuales son las asociaciones mentales que tenemos en las distintas  áreas de la vida.

Así por ejemplo en la casa de la pareja podemos ver que una persona tiene asociado que cada vez que tiene  pareja es abusada. Uniendo esta creencia a la famosa ley de la atracción es fácil  entender por qué atraemos siempre el mismo tipo de pareja, es simplemente una ley física, los pensamientos son energía y atraes lo que piensas.

Por supuesto la creencia suele estar enterrada en el inconsciente y si le preguntas a la persona en cuestión es fácil que te diera una versión diferente de la situación.

El primer paso es traer al consciente la creencia. Pero lo más importante es darnos cuenta de que la nueva creencia sigue siendo eso, una creencia.

Si uno realmente es pareja no hace ni se hace daño. Pareja tiene que ver con compartir y crear y ninguna de estas cosas causa dolor.

Es importante darnos cuenta que esa creencia se basa en la interpretación de una experiencia de lo que socialmente se llama pareja. Pero salir o estar casado con alguien no implica en absoluto ser pareja.

Nuestro inconsciente asocia que cuando se tiene pareja pasan determinadas cosas cuando en realidad el dolor proviene de no haberlo sido.

Si fui pareja y ella no descubrir esto, o que me deje, no me causará la sensación de que perdí nada mío, ni de que se llevan una parte de mí. Si lo siento  es porque no fui pareja simplemente intenté  tener a la otra persona, vendí mi amor y manipulé para retener a alguien y eso no es pareja, y menos culpa del otro, porque nadie puede conseguir que yo me venda sin mi consentimiento.

Pareja es un compañero de camino donde cogidos de la mano se crea un mundo nuevo suma de nuestras individualidades  y si en algún momento  la pareja se rompe cada uno se lleva lo que aportó más lo que se enriqueció compartiendo.

Lo que me resulta fundamental que quede reflejado es que ser uno mismo no pudo crear una creencia negativa. Cuando se “es” no hay juicio ni creencia, sólo experiencia integrada.

No se puede tener miedo a Ser lo que se es, porque entre otras cosas no puedes dejar de serlo. Es el ego el que tiene miedo de dejar de existir cuando la realidad es que lo necesitamos  para poder manifestar lo que somos.

Vanesa Saavedra

The URI to TrackBack this entry is: https://vanesasg.wordpress.com/2009/03/31/creencias-y-sus-consecuencias/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. cariñito qué bien siembras!!! veo el brote creciendo firme y seguro, recibiendo el amor de la luz del sol, ya abandonó el vientre de la madre tierra y resplandece enviando mil destellos aportando al mundo su belleza,
    te quiero

  2. hola Olga,supongo que es mas facil ver en el otro que en ti mismo.Agradezco tus ojos para descubrir a donde se dirigen mis pasos y aportar mas luz a mis semillas.

    riego tu amistad….. te quiero


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: