Desde dentro

La numerología esta basada en los nueve números naturales. Cada número representa una energía; pareja, liderazgo, sanación, creatividad, etc.

Según la numerología cuántica somos un número cuya energía hemos venido a manifestar. Si por ejemplo eres un 2,  que representa  la energía de la pareja ,maternidad, cooperación etc. el universo te escogería a ti para manifestarla. Si fueras un 4 te elegiría para manifestar la energía de la materialización y así sucesivamente.

 russpic

Sin embargo he observado que hay un matiz importante. Cualquier energía se conquista desde dentro. Puedes tener pareja o hijos y no ser un 2 , puedes materializar una empresa y no ser un 4 o viajar , no tener compromisos y no tener libertad, que es lo que representa el 5.

Cada energía es una cualidad o cualidades que como digo se conquistan desde dentro. Tener pareja por ejemplo, tiene que ver con compartir, cooperar y desarrollar la distancia corta, y cuanta gente la tiene aparentemente y no lo hace.

Puede ser que tu energía sea un 5 (movimiento, cambio, viajes, sexo, libertad) y lleves la vida de un surfista viajando por el mundo sin ataduras de ningún tipo creyendo que estas en sintonía con tu energía y manifestando tu Ser interno. Pero si te vistes, hablas, piensas y actúas como hacen la mayoría de los surfistas, quizás no eres tan libre como piensas. Pues la libertad tiene más que ver con tener un criterio propio que con un estilo de vida.

Como he comentado otras veces en mi opinión el Ser no tiene apellidos por lo tanto, decir  soy un 2 no sería correcto porque me estaría identificando con un número en concreto. Más bien creo que este número es una herramienta o un camino para reunirnos con lo que somos que incluye todas las energías, sólo que cada uno escogemos un camino para descubrirlo.

Vanesa Saavedra 

Anuncios

En amor a se

¿Quien no se deslumbra cuando otro le admira?.¿Quien no se ha agotado porque esa admiración perdure? .¿Quien no se alejó de sí mismo por mantenerla? ……¿Y quien ha conseguido hacer perdurar un amor renunciando a sí mismo?.

La pareja es la oportunidad que tenemos de amarnos a nosotros mismos y un espejo para medir nuestro grado de aceptación.

Quizá estar enamorado sea descubrir a través del otro que me quiero como soy.

Normalmente  lo que nos gusta del otro es como nos quiere, necesita o valora. Muchas segundas oportunidades se brindan porque nos dicen que se han dado cuenta de lo mucho que valemos, nos necesitan o les gustamos. Pero quizá eso no sea amor .Tal vez amar es querer al otro por aceptarse y respetarse y no por lo que me quiere y acepta a mí.  Si yo no lo hago difícilmente será verdad o en el peor de los casos estarán amando a lo que no soy.

Si yo me quiero y acepto se acabarían  los esfuerzos que hacemos por el que el otro lo haga. Entonces el amor dejaría de ser mendigar afecto y sólo nos quedaría  disfrutar compartiendo el que nos tenemos mutuamente.

Hace años leí una frase en una novela que refleja muy bien lo que quiero expresar. Al final de la novela los protagonistas se casaban y ella en los votos matrimoniales decía algo así:

 –  Sé que mi felicidad es responsabilidad mía, ese es mi regalo.

 Vanesa Saavedra