¿Y tú que crees?

Cada situación que vivimos es para darnos cuenta de una creencia. Es aquí donde es fundamental el papel del observador. Cuando nos sucede algo es importante que observemos cuales son nuestros pensamientos frente a esa situación, que escuchemos nuestros propios argumentos y así obtendremos tendremos la clave para dar un paso más hacia la libertad.

en que crees

Hacemos milagros cada día, cada segundo de cada día. El problema radica en que no somos conscientes de ello porque  estamos acostumbrados a llamar milagro sólo aquellos hechos que nos gustan o nos sorprenden. Pero como bien reflejan las películas del secreto o ¿y tú que sabes? somos creadores de nuestra propia vida debido a una de las 7 leyes universales: la ley de la atracción. Atraemos  aquello que pensamos.

Si creo que mi jefe me explota y vivo esta situación no es para que la arregle ni me deje arrastrar por los sentimientos que me genera, que como todos sabemos son desagradables .Es una oportunidad para que me dé cuenta de que tengo una creencia de que el que tiene poder abusa de el o que yo merezco que se abuse de mí, depende de cual sea mi discurso ante esta situación.

La próxima vez que nos oigamos quejándonos del jefe, la pareja, la sociedad, el dinero,etc. tendríamos que rebobinar y escuchar cuales son las creencias que tenemos al respecto, tomar conciencia y empezar a trabajar la creencia en la dirección que me gustaría, porque sino invariablemente volveré a reproducir mi creencia para darme la razón.

Una de mis pacientes es escritora y me comenta que le gustaría escribir un betseller. Trabajando con ella descubrimos que tiene la creencia de que si destacas haces daño a los demás porque te envidian y además la gente se relaciona contigo de manera ficticia, o bien por interés o bien porque  se alejan porque te ven inaccesible.  Teniendo esta creencia difícilmente esta persona querrá escribir el betseller porque inconscientemente cree que si lo consigue será infeliz y por lo tanto se boicoteará  continuamente atrayendo situaciones donde se dé la razón.

   -Si comprendes las cosas son como son, sino comprendes las cosas son como son.-

El trabajo consistió en algo tan simple como cambiar su creencia inconsciente por una nueva acorde a sus sueños:” cuando destacas atraes relaciones verdaderas y ayudas a la gente porque les animas a brillar a ellos mismos”. No cabe duda que esta nueva manera de pensar le acercará más a su objetivo.

Las películas que mencionaba al principio hablan de que atraemos aquello que pensamos y muchos hemos intentado poner en práctica dicha teoría para conseguir lo que anhelamos sin obtener los resultados que queríamos.

La ley de la atracción funciona siempre, lo que quizá no queda claro en estas películas es que si tienes una creencia inconsciente en contra  esta creará tu realidad una y otra vez. La próxima vez que vivas una situación que no te gusta es un buen momento para hacerse la siguiente pregunta: ¿y tú qué crees?.

Vanesa Saavedra

Anuncios