Sobre numerología

La numerología es una técnica de autoconocimiento . En mi opinión  es una herramienta para tomar conciencia de la estructura de nuestro personaje o ego para poder desidentificarnos de él y darnos cuenta de lo que somos.

Por un lado, todo lo inconsciente está identificado y por otro, solo podemos cambiar aquello de lo que tenemos conciencia, por tanto LA NUMEROLOGÍA ES UNA HERRAMIENTA PARA EL CAMBIO.

Con la numerología Kármica podemos conocer  las asociaciones inconscientes que tenemos en las diferentes áreas de la vida, pareja , trabajo , dinero , etc  las cuales dirigen nuestra forma de pensar y actuar en la vida sin que seamos conscientes. Este cuadro básico para mí refleja nuestra forma de actuar cuando estamos identificados con un mundo dual basado en causa –efecto  dentro de una concepción espacio –temporal.

La numerología cuántica es una es una manera más pura, fácil y directa de trabajar la energía para el cambio. Nos coloca en el camino que nos es fácil recorrer para darnos cuenta de quien ya somos.

Aunque según un cuadro numerológico de este tipo cada seriamos un número concreto , mi visión es que en realidad  somos todos los números, porque si asumiéramos que somos uno sólo estaríamos admitiendo la diferencia y negando la unidad.

Sin embargo, he comprobado que este número es muy útil como camino para desidentificarnos del personaje o ego y  recordar lo que somos.

Digamos que lo que descubrimos con la numerología Cuántica es en qué área  nuestro personaje esta especialmente identificado limitando nuestra manera de actuar y dirigiendo nuestras vidas, seria como poder mirar de frente a nuestro carcelero dándonos dos posibilidades ,darnos cuenta de lo que no somos y romper la dualidad y por tanto una llave a la Libertad de Ser.

En la próxima publicación pondré varios ejemplos concretos pero agradecería que siguierais guiándome con vuestras dudas y peticiones. Gracias.

Vanesa Saavedra

Anuncios

Pecado original

“Mata a mis demonios y mis ángeles morirán con ellos”

Se dice que el pecado original es el pecado cometido por los primeros padres de la humanidad (Adán y Eva) al desobedecer el mandato divino de no comer del árbol de conocimiento del bien y del mal. El pecado fue castigado con la expulsión de la humanidad del paraíso o jardín del Edén.

Quizás el pecado original sea entonces juzgar .¿Pues qué es sino catalogar algo de buen o malo?. Estamos acostumbrados a creer el sueño de que existen las dos caras de una moneda y arbitrariamente colocamos socialmente los actos, acciones y sentimientos en una u otra cara. Pero resulta que la moneda es una, es decir, la unidad, es decir, la ausencia de juicio, es decir, el paraíso.

El paraíso consistiría en  no luchar por ser o estar en  un lado de la moneda porque sin el otro ésta nunca existiría.¿Acaso existiría la tierra solo con la día o con la noche? Sólo son diferentes tonalidades de luz que conforman un día entero ………

Vanesa Saavedra

Aceptar libera

Cuando un niño se enfada expresa su enfado con todo el cuerpo, es muy común que  cuando algo les causa rabia  mientras expresan con la palabra su enfado lo acompañen de patadas al suelo y gesticulen con los brazos ,por no hablar de los bebes que lo expresan con su cuerpo y cara por completo.

En la medida que vamos creciendo dentro de una educación basada en la represión y juicio sobre la rabia aprendemos a contenerla porque nos enseñaron que sentirla es algo malo y ,casi de mala educación expresarla con nuestro cuerpo.

La rabia es un sentimiento,  la calificación de bueno  o malo es un juicio aprendido en nuestra cultura, de hecho sentirla es lo natural  y su represión bloquea nuestro cuerpo.

En mi experiencia profesional he observado como la represión de este sentimiento lejos de hacerlo desaparecer se va quedando en nuestros brazos y piernas afectando a todos los tejidos incluidos los  huesos.

Muchas terapias psicológicas y psico-corporales proponen al paciente que la expresen en un ambiente seguro golpeando un cojín o pegando patadas a un balón. Pero lo primero que hay que contemplar  es el cambio de creencia de que sentirla es  algo malo o algo a  superar  porque sino el ejercicio no resultará  eficaz y reforzará la creencia.

Esta semana impartiré un curso sobre cómo recuperar la salud de las piernas donde se abordará este tema y la importancia de despertar la conciencia del pie por ser la base de toda nuestra estructura. Para más información pulsa aquí.

Vanesa Saavedra

Mírate al espejo.

Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. San Pablo
La mayoría preferimos ser víctimas que verdugos y tal y como nos relacionamos es normal. A la victima se la compadece y al verdugo se le juzga y no sólo hablo de los demás sino también de nosotros mismos.

Es cierto que es muy doloroso ser víctima pero frente a los demás es más cómodo e insisto sobre todo frente a nosotros mismos.

A nadie le gusta ser objeto de una traición si bien es cierto que le otorga el papel de ser consolado y le permite dar lugar a la tristeza. Sin embargo, lo que no solemos contemplar es el dolor que causa ser verdugo o ser responsable del dolor de otro.

YS8CACBD6U6CA8PDYQQCAOWACTRCA4KTLZYCAGVWDUMCAH23CEQCASJGFJKCAF64U7ACA91KG0XCA8PI0BZCAG3OUL0CAE04YWPCAFA6XE0CAF875HXCAS8RFU0CAAGKKMOCA2AD9V5

En mi experiencia profesional y personal ser verdugo es  más doloroso y difícil de asumir pues incluso el que se comporta como verdugo abiertamente justifica su comportamiento aunque sea por venganza porque, ante uno mismo, nadie quiere reconocerse como una mala persona.

El ser humano es muy complejo y lo que suele hacer es colocarse en el papel de víctima con tal de no sentir el dolor que causa ser verdugo.

Piensa en cualquier situación o comportamiento de otro que te haga sentir víctima y se repita constantemente en tu vida.

Volvamos al ejemplo de la traición. Si te sientes traicionado una y otra vez mi consejo es que busques que traición has cometido tú que no te perdonas y dejes de trabajarte liberar el dolor de ser traicionado pues no es más que una cortina de humo para tapar tu propio sentimiento de culpa.

Esto es más serio de lo que parece pues hay gente que se pasa años hablando y yendo a terapias para superar lo que les hicieron y cada paso en esta dirección les aleja más de resolver el origen del problema. Una y otra vez atraen situaciones  de traición que acaban tapando su “delito” original llegando al olvidarlo para siempre perdiendo la posibilidad de recuperar la libertad  de Ser.

He hablado de traición pero es extensible a cualquier comportamiento del que nos sintamos víctimas y no hay que asustarse por reconocer que hicimos algo que causo dolor, pues suele ser por inconsciencia, sólo hay que reconocer la responsabilidad que se tuvo y pedir y pedirnos perdón.

Vanesa Saavedra

Consulta On-Line

La terapia On-Line surge ante la demanda de personas que viven fuera de Madrid  o que  por otros motivos como la falta de tiempo o la urgencia en la toma de una decisión importante quieran  hacer uso de esta modalidad de consulta.

La dinámica es muy sencilla y personalmente me ofrece la posibilidad de saltar barreras geográficas y aprovechar las nuevas tecnologías para acercarme a todos aquellos interesados  en  mi trabajo y que quieran profundizar en su desarrollo personal.

astroide260309

 

Para obtener más información sobre la dinámica de la sesión pulse aquí

 Vanesa Saavedra 

No te limites III

Hemos aprendido a desear, esa es una de las mayores creencias que arrastramos y una de las mayores fuentes de sufrimiento. Dentro de todos los comportamientos aprendidos quizás el mayor sea el de la felicidad.

Creemos que obtener determinados bienes materiales, relaciones, tipos de vida, amigos, viajes, etc. es un deseo propio cuando en realidad, a cada uno la felicidad nos la proporcionan caminos y cosas diferentes.

Sin embargo todos experimentamos frustración al no obtener determinadas cosas,  sólo que el sufrimiento no procede de no obtenerlas en sí, sino de no escuchar que es lo que queremos nosotros de manera individual en cada momento, que por cierto, suele ser justo aquello que se nos presenta en nuestra vida, aunque conscientemente creamos desear otras cosas.

blog

Incluso porque algo nos haga sentir bien un día o  momento determinado, no quiere decir que esto vaya a ser eterno y nos aferramos a desear su repetición sin darnos cuenta de que si ya no sucede, tal vez ya no lo  deseamos y nuestra alma quiera experimentar cosas nuevas que le permitan evolucionar y sin duda nos hará sentir bien.

Existen mil ejemplos, pero quizás el más sencillo sea cuando llega el fin de semana y uno cree que la diversión es salir, máximo si el anterior salimos y efectivamente nos sentimos muy bien. Si este no logro encontrar planes, me frustro y siento que algo estoy haciendo mal, cuando a lo mejor, lo que me proporcione la felicidad este día sea estar justo  donde estoy, conmigo a solas y ser creativo en mi soledad. Si nos resistimos a la situación difícilmente dejaremos el espacio para que suceda.

No nos limitemos a la hora de definir lo que nos dará el bienestar porque cada día puede ser una cosa diferente. No utilicemos los parámetros sociales,  de otros o nuestros propios recuerdos. Como siempre digo, busca el tuyo propio y disfruta……. a tu manera.

Vanesa Saavedra 

No te limites II

En el artículo anterior No te limites I hacia referencia al paralelismo existente entre la moral judeo-cristiana y las filosofías de la nueva era. Ambas basan sus pilares en no juzgar y en la perfección del las cosas tal como son y al final una basada en el ego y la otra en el diablo acaban juzgando nuestros actos tirando por tierra aquello sobre lo que se construyen.

Mi interés con este artículo es seguir rompiendo cadenas para conectar con la libertad de Ser.

Piensa en cuantas cosas dejamos de hacer por miedo a no gustar, no encajar ,no engordar, no sentirnos solos, no sentirnos diferentes, por miedo a equivocarnos, etc.

En consulta una de mis preocupaciones es que el paciente no use la información para limitar su manera de actuar sino que simplemente lo vea como una herramienta para tomar conciencia de algo que necesita descubrir para seguir evolucionando.

En realidad hay técnicas maravillosas, somos nosotros  los que las usamos como lazos para atarnos por miedo al cambio, la incertidumbre y la tan cacareada libertad.

La información por si misma no encadena, sólo es eso, información. Es lo que yo hago con ella lo que me ata o  libera.

Lo que me gustaría compartir es que sea la técnica o terapeuta que visites no  usemos la información para limitarnos por miedo a ser quien somos sino como una tijera virtual que nos libera del miedo a ser nosotros mismos.

 Vanesa Saavedra 

No te limites I

Las diferentes corrientes del mundo esotérico y espiritual nos hablan de la figura del “Ego”. En líneas generales dividen al ser humano en dos: nuestro “Ser interno” que tendría que ver con nuestra alma y parte divina y el ”Ego” o personalidad como la estructura que hemos construido para manejarnos en sociedad.

Muchos son las terapias y terapeutas que cuando les consultamos, en función de nuestros actos y siempre con buena voluntad, nos informan de si es el “Ego” o nuestro “Ser interno” quien está dirigiendo nuestra vida.

Curiosamente estas mismas filosofías hablan una y otra vez de la importancia de no juzgar y lo proponen  como un objetivo a alcanzar y  principal diferencia de la moral judeo-cristiana.

Otra de las premisas en este tipo de corrientes es que “todo es perfecto”, pero  en la práctica cuando algo es socialmente no aceptado  nos dicen que estamos actuando desde el “Ego” y por eso “nos va mal”.

En mi opinión no hay gran diferencia entre sentir que estoy actuando mal porque lo hago tentado por el diablo o por el Ego. En definitiva lo que estoy haciendo es juzgar lo que sucede en mi vida y negando el principio de perfección.

El mundo esotérico seguramente esté en evolución como tendría que estarlo la  religión y ambos podrían revisar estas contradicciones.

Como terapeuta he visto que cuando no juzgas ni intentas creer que sabes  lo que tendría que hacer el paciente para estar acorde con su “Ser interno” sino que das por supuesto que lo está haciendo, su evolución es cuántica, es decir, la persona acaba encontrando un camino propio y a su maestro interior, abandonando la desagradable sensación de que algún día será mejor…….que ahora.

Vanesa Saavedra 

El peaje es la memoria.

El sistema nervioso y el cerebro de los niños nace inmaduro al igual que el resto de tejidos.  Esto lo asumimos y entendemos por qué se necesitan años de aprendizaje  para comprender la complejidad de un logaritmo, una derivada, una ecuación física o el simple mecanismo de un lego.

Quizás hemos dado por sentado que un adulto ya lo comprende todo respecto al funcionamiento del hombre y del  mundo. Pero no olvidemos que todavía usamos menos del 20% del cerebro .Entonces quizás un adulto necesite varias vidas para comprender cómo funciona el ser humano y la complejidad de planos intangibles e incomprensibles para nuestra mente lineal humana.

Quizás elegimos todo lo que vivimos sin que falte una coma para evolucionar. Quizás elegimos sabiamente nuestras experiencias en otro lugar fuera del espacio/ tiempo con una  inteligencia  superior a la mente consciente.

Quizás hay 3 libertades ya conquistadas aunque no nos demos cuenta. Una antes de venir aquí dentro de la limitación espacio-temporal que nos proporcionan los sentidos donde elegimos qué vivir. La segunda donde decidimos olvidar y la tercera donde podemos elegir cómo tomarnos lo que elegimos vivir.

Quizás la toma de conciencia de estas libertades pasa por responsabilizarnos de estas decisiones  aunque no las recordemos, porque quizás, cuando cambiamos la energía por materia el peaje es la memoria y que no nos acordemos o no lo comprendamos nada tiene que ver con falta de libertad sino con falta de evolución.

Quizá el autoconocimiento o desarrollo personal no te evite  las situaciones o sentimientos a vivir pero te regala la libertad de aprender de ellos porque …….quizás, quizás, quizás …….no hemos venido a comprender sino a evolucionar experimentando.

Vanesa Saavedra 

Ni nunca ni siempre: un camino a la libertad.

“Ni nunca, ni siempre” es un camino hacia la libertad. Ambas palabras son un vocabulario limitador de almas  y el ser no entiende de estos límites.

Lo que buscas está en lo que te resistes y “ni nunca y siempre” son dos formas de resistirse a vivir las experiencias necesarias para tu evolución.

Detrás de ellas se esconden las creencias que te impiden conectarte con la libertad de ser tu mismo.

En mi experiencia como terapeuta tomar conciencia de las creencias que se esconden detrás de ambas palabras permiten cortar cadenas con nuestro inconsciente.

Vanesa Saavedra