Curso FSC: aprendiendo a caminar.Monográfico de piernas.

  “Para cada estado de conciencia existe un estado correspondiente de fisiología”

FILOSOFÍA DEL CURSO:

El  trabajo corporal puede ser entendido como una herramienta de desarrollo personal y un medio para aumentar nuestro nivel de conciencia.

En el cuerpo están escritas todas nuestras  resistencias a “Ser” y cualquier síntoma corporal es una oportunidad para hacernos conscientes de que hay un área en nuestra vida que necesita atención.

Nuestra manera de afrontar la vida va conformando nuestro cuerpo dándole forma a través de nuestras experiencias, pensamientos y creencias.

   “La estructura gobierna la función”

La correcta estructura de las piernas se consigue en función de diferentes parámetros:

  •  Seguridad y confianza en nuestras propias capacidades, independientemente de las circunstancias externas.
  • Apertura al cambio para adaptarnos al flujo incontrolable de los acontecimientos vida.
  • Capacidad de saltar los obstáculos.
  • Criterio propio y conocimiento de nuestra manera individual de caminar por la vida.

La flacidez, sobrecarga, debilidad muscular, problemas circulatorios, celulitis, así como cualquier tipo de enfermedad o lesión en las piernas puede tener por tanto su origen en:

  • Construirnos una falsa seguridad basada en el reconocimiento externo o bienes materiales.
  • Resistencia   al cambio por creencias inconscientes que nos producen miedo y nos paralizan.
  • Desconocimiento de nosotros mismos caminando por la vida con criterios y juicios aprendidos.

 OBJETIVO

“La curación no es la ausencia del síntoma sino la comprensión de las actitudes y pensamientos que lo originan.”

Aumento de la conciencia corporal y personal llegando a la causa del síntoma trabajando directamente sobre el  origen del problema y no sólo poniendo a un parche a la consecuencia consiguiendo así una estructura sólida y saludable de nuestras piernas.

A QUIEN VA DIRIGIDO:

  1.  Personas con cualquier tipo de desequilibrio, lesión o enfermedad en las piernas.
  2.  Profesionales de la salud que quieran dar un nuevo enfoque a su profesión.
  3. Para aquellas personas que sin tener ninguna patología concreta quieran aumentar su conciencia corporal y conocer la relación mente/cuerpo, pues no olvidemos que las piernas reflejan nuestra manera de caminar en la vida y  la confianza en nuestras propias capacidades.

FECHAS Y HORARIOS

SÁBADO 28/11/2009     10:00 – 14:00 Y  16:00 -19:30

SÁBADO 12/12/2009    10:00 – 14:00  Y 16:00- 19:30

El curso está planteado con 15 días entre medias para poder desarrollar  el  plan de trabajo animando al grupo a llevarlo a cabo, observar los resultados, plantear las dudas y poder acompañarles en su desarrollo personal.

INVERSIÓN

280 €  Pudiendo fraccionar los pagos por día de seminario (140€ cada sábado).

Reserva de plaza 60€

INFORMACIÓN Y RESERVAS

Para la reserva de plaza se puede llamar al 617036654

o enviar un email a Espacio OCTO informacion[arroba]espacioocto.es

Para sesiones individuales Tf : 630516869

¿Quien se “escaquea”?

Imaginemos un equipo de trabajo de 8 personas con un objetivo determinado en el que cada uno de los operarios tiene su función. Si 6 de ellos empiezan a “escaquearse”, bien por inconsciencia o bien  por desconocer su función, la única manera de para sacar el proyecto adelante, es que 2 de ellos se sobrecarguen con el trabajo de  6.

El resultado es muy fácil de prever; dos trabajadores acabarán agotados mientras que los demás se irán atrofiando en el desarrollo de sus capacidades.

Por más descanso y medidas de recuperación que les demos a los dos trabajadores agotados, si en el siguiente proyecto 2 vuelven a sobrecargarse con el trabajo de  6, invariablemente 2 volverán a quedar agotados.

La solución no pasaría por tratar sistemáticamente a 2 empleados (consecuencia),si no por conseguir que los otros 6 ejerzan su función(causa).

 

Cuando una zona corporal esta afectada suele ser porque hay otra que no esta realizando su función. En la práctica laboral he observado como alrededor de un área sobrecargada existe otra que esta hipotónica o atrofiada.

Además de descargar y tratar la zona lesionada hay que trabajar para  aumentar la conciencia de aquella que no realiza su función. Por más descanso que obtenga el área de lesión sino tenemos en cuenta las áreas de alrededor estaremos tratando simplemente la consecuencia y no la causa del desequilibrio corporal.

Vanesa Saavedra

Responsabilidad IV

CAUSA O CONSECUENCIA

 

En mi opinión hay dos maneras de andar por la vida: con responsabilidad o sin ella. Puede parecer simple pero hay una  gran diferencia entre ambas.

 

No es lo mismo creer que la vida es algo que te sucede, que deriva en una actitud de resignación, a ser dueño y creador de tu vida que lleva a la aceptación y a la creación.

 

Las personas que caminan con responsabilidad cuando llegan a mi consulta lo que quieren es trabajar la causa y no sólo ponerle un parche a la consecuencia.

 

Cualquier patología corporal es una consecuencia de algo que no funciona  en nuestra conciencia. Es un mensaje hecho materia en un lenguaje corporal que nos puede llevar a la causa de una creencia arraigada en nuestro inconsciente, y por tanto, a la liberación de la misma y a la libertad de caminar por nuestro verdadero camino.

 

He de reconocer que me causa cierta frustración cuando trabajo con alguien que sólo busca la desaparición del dolor o molestia por el que viene a mi consulta. Pues si bien es cierto que éste acaba desapareciendo y el paciente se va satisfecho, yo me siento desilusionada.

Sé que es un parche y que con el tiempo el síntoma volverá a aparecer en el mejor de los casos, o te comunicará el desorden en tu conciencia de una manera más drástica.

 

Como todo en la vida es una cuestión de elección: ¿tú que decides?.

 

Ayer hablaba con una paciente que me decía que no le gustaba su pecho y lleva tiempo pensando en operarse. Por motivos personales también yo tengo un problema con mi pecho y le decía a ella: a mi lo que me preocupa de que no me guste mi pecho es que sé que tengo un problema con vivir las emociones, estoy bloqueada en un punto de mi historia personal que me impide vivirlas con naturalidad y lo que realmente me apena es saber que me estoy perdiendo sentir la vida y, en esa dirección me trabajo.

Llevo tiempo buscando qué es lo que me impide sentir y sé que una vez lo resuelva mi pecho volverá a gustarme porque él es sólo el reflejo de mi manera de relacionarme y vivir las emociones.

He tratado con personas operadas del pecho y en ningún caso he visto que eso les haya hecho resolver sus problemas con las emociones. Eso es algo que pasa por aumentar tu nivel de conciencia  y no el tamaño de tu pecho. No es que yo esté en contra de las operaciones de estética simplemente digo que convendría hacerlo con conciencia y que al igual que no conozco a nadie que por operarse se relacione mejor con sus emociones, tampoco he conocido a nadie que sepa vivirlas  y no le guste su pecho, sea del tamaño que sea.

Vanesa Saavedra

El tendón de Aquiles

                                         

            

Los gemelos cuando se acercan al tobillo se unen en el tendón de Aquiles para insertarse en el talón.

No es de extrañar que este tendón sea tan conocido e incluso haya frases celebres que hagan referencia a él.

La mayoría de nosotros lo tenemos muy acortado teniendo su recorrido muy limitado y lo que hacemos para compensarlo es abusar de otras zonas como la rodilla o  los no menos  famosos isquiotibiales (musculatura detrás del muslo).

La mayor parte del peso de nuestro cuerpo debe recaer en centro del talón y borde externo del pie. El acortamiento de este tendón produce una debilidad en el pie llevando el peso hacia el borde interno y parte delantera del pie y haciendo un uso incorrecto del mismo.

Por otra parte en el tendón de Aquiles están representados nuestros objetivos de vida y es un buen termómetro de nuestro caminar  en ella.

Una manera fácil de comprobar su estado es pellizcarlo a ambos lados y rezar para que no duela.

¡Buena suerte¡

 Vanesa Saavedra

Responsabilidad II

He leído mucho sobre desarrollo personal además de dedicarme a ello profesionalmente. Llega un momento en la vida donde nos damos cuenta de cómo nos hemos ido construyendo una personalidad para ser aceptado por los demás, y en primer lugar, desde luego, estan nuestros padres.

Cuando uno toma conciencia de esto, es duro, pero también entiendes que es una conducta normal en cualquier niño, ya que todos buscamos afecto. Es un comportamiento infantil pero lógico.

Llegados a este punto, solemos investigar quienes somos realmente, qué es  nuestro y qué es lo que construimos para agradar al otro, o encajar en determinado ambiente.

resiste

El paso realmente valiente es despertar a que en último término te formaste esta personalidad para poder gustarte a ti mismo, aceptar que para gustar al otro no me dejé ser quien soy.

La madurez se alcanza cuando uno toma la responsabilidad total de comportarse como lo hace, y esto es posible cuando nos damos cuenta de que hay una parte que no mostramos porque es a nosotros mismos a quien no nos gusta.

Es más fácil manipular al otro para te acabe aceptando como eres, que manipularte a ti mismo para aceptarte con todo lo que no te gusta de ti.

Creemos que si consigo que los de fueran acepten mis demonios y me sigan queriendo habré solucionado los problemas.

El momento crítico deviene precisamente cuando lo hacen, cuando nos aceptan con nuestros defectos, porque entonces terminó nuestra lucha por que me quiera el otro, ya no podemos desviar nuestra atención y vemos la cruda realidad; vale tú me quieres , me aceptas, pensé que eso me daría la calma pero, ¿qué hago yo ahora si sigo sin gustarme?. Te agradezco que me aceptes con mis limitaciones, con mis miedos, con mis incoherencias, con mi agresividad, mezquindad, o egoísmo. ¡¡¡Pero yo no me puedo aceptar así ¡¡¡¡¡¡¡¡Yo tengo que ser perfecto, eso es lo que aprendí.

Ahora no sería válido volver a construirme un personaje que me guste a mí bajo los parámetros que aprendí. Tengo que aceptarme en este momento, incondicionalmente, sin esperar que se produzca ningún cambio en  mí para poder quererme, ni siquiera poner como condición que llegaré a ser otro, alguien que no tenga rabia o malos pensamientos. Tengo que aceptarme humano, con todos nuestros defectos y virtudes.

Vanesa Saavedra

Feng Shui Corporal

Tronco-humano

El cuerpo es el mapa de la conciencia. Nuestro cuerpo son los pensamientos hechos materia. Todo en el universo es energía, los pensamientos también lo son solo que en una vibración más alta no visible al ojo humano. Así el cuerpo es una oportunidad de leer nuestros pensamientos en un lenguaje más cercano que todos podemos ver y entender.

En el cuerpo están todos mis pensamientos los conscientes y los inconscientes. Al igual que en  mi mente los inconscientes están muy escondidos en el cuerpo ocurre lo mismo.

Para acceder a mi inconsciente hay muchos caminos el Feng Shui Corporal (FSC)  se encarga de leer los pensamientos  conscientes e inconscientes a través de la morfología del cuerpo.

 El cuerpo es una herramienta , un amigo fiel que te cuenta que áreas de tu vida tiene que ser revisadas porque te alejan de tu camino. 

Quizás en el área de la pareja se siente realizado, pero es probable que para medir esta felicidad uses parámetros aprendidos de la pareja de  tus padres, de las películas o la visión general que tiene la sociedad en la que naciste.

La felicidad en la pareja al igual que en cualquier otro área a cada uno nos la proporciona matices diferentes. Si la pareja que tienes es la que realmente va contigo corporalmente tu pecho estará lleno, bien estructurado y respirará libremente . Si por el contrario tienes las costillas rígidas ,  el pecho energéticamente  vacío,  cerrado o con mucha grasa,  lo que te está contando tu cuerpo es que revises qué es realmente  para ti la pareja. Recuerda que tu concepto de la pareja es personal y único (ser original,un camino). 

 El Feng Shui Corporal te ofrece la posibilidad de llevar a revisión cada área de tu vida dándote la oportunidad de deshacerte de lo que no te vale y descubrir aquello que deseas y realmente tiene que ver contigo.

Cualquier síntoma corporal es una oportunidad para descubrir que área de nuestra vida necesita ser revisada. 

El FSC te permite llegar al a causa primera que te hizo construirte sobre unas raices débiles, fortalecerlas y construirte sobre una base sólida y sobre todo descubrir que tipo de árbol eres.  

Vanesa Saavedra

Ser original, un camino……

   ” Solo podemos cambiar aquello de lo que tenemos conciencia “

En mi caso el trabajo corporal me ayudó a darme cuenta de que era una auténtica desconocida para mí misma. Da igual el camino que elijas para conocerte  pero para poder cambiar un cuadro de sitio hay que darse cuenta primero de que está y segundo de que no nos gusta su colocación.

Dentro de unos días voy a colaborar en un curso con  Maru Canales, Maestra de Feng Shui, donde hablaré de lo que es el Feng Shui Corporal y como llegué a desarrollar esta técnica. Para mí el Feng Shui es otra disciplina que te permite acercarte a lo que realmente quieres en la vida y por lo tanto una técnica de autoconocimiento.

En mi experiencia personal y profesional he descubierto que conocerse es un viaje apasionante que te permite acercarte a eso que todos anhelamos, la felicidad. 

Solo tomando conciencia de quien soy y qué es lo que deseo me puedo preparar para tomar las decisiones que me encaminen a mí felicidad.

Uno de los grandes obstáculos que encontramos es la falta de originalidad. Tenemos la tendencia de escuchar más al otro y al entorno, sea social o cultural, que a nosotros mismos. Buscamos obtener la felicidad por caminos y fórmulas que otros experimentaron antes .

Olvidamos que somos seres únicos y diferentes y que cada uno tiene un camino que le resulta fácil para llegar a descubrir quien es y qué es lo que le hace feliz. 

 La falta de originalidad trae como consecuencia una sensación de vacío porque, aunque es cierto que se puede llegar al mismo sitio por diferentes caminos, sólo el nuestro nos lleva a destino con una sensación de satisfacción y plenitud. 

Vanesa Saavedra

la responsabilidad

                                               

                                  r

Todos sabemos que cuanto mayor implicación hay en un tratamiento mejores son los resultados del mismo. 

 El cuerpo humano es la mejor farmacia que existe  ya que produce por sí mismo todo lo necesario para la curación de cualquier enfermedad. La medicina lo que hace es activar desde fuera lo que el organismo sabe hacer por sí mismo pero por determinados desequilibrios no realiza. 

En mi experiencia profesional hay una gran diferencia entre los pacientes responsables de los que no. En la consulta cuando alguien achaca todo lo que le pasa en la vida a los demás, o a las circunstancias del entorno, la evolución es más lenta, no son conscientes de los cambios y acaban  abandonando la terapia o volviendo a las dolencias por las que vinieron. En cuyo caso la conclusión es que la terapia no era tan buena como le habían dicho. 

 Tengo pacientes que cada vez son más responsables y se implican  llegando a sentir que son ellos los que dirigen el tratamiento, ya que es la verdad.

 Yo no puedo saber mejor que vosotros que es lo que necesita vuestro cuerpo físico. Cuanta más responsabilidad tengo yo menos resultados obtenemos porque mis conocimientos sobre ti son un 10% respecto a los tuyos. 

Yo soy un canal a través del que obtienes la información que tú sabes, proyectáis en mi vuestra sabiduría ancestral del equilibrio y reestablecimiento de la salud.  Simplemente asusta saber que tenemos tanto poder y preferimos pensar que lo tiene el del al lado y que de él depende su uso.

 Yo no puedo saber sobre ti algo que tú no sabes sólo puedo contarte algo que tú ya conoces y esta escrito en tu cuerpo.

Soy una traductora de cuerpos. Es como si el cuerpo fuera chino y yo hubiera aprendido este idioma, pero la bibliografía me la dais vosotros. Hay un paso previo a responsabilizarse y es confiar en uno mismo(La intuición ). Es como si yo con mis conocimientos conociese el antibiótico genérico que más o menos nos funciona a todos, pero vosotros tenéis el especifico porque cada enfermedad tiene un matiz diferente según las vivencias de la persona. 

                      A mayor responsabilidad mayor poder de curación.

Vanesa Saavedra

Los ligamentos III

 

Como he comentado en los artículos anteriores, ligamentos I y ligamentos II ,estos tienen  que tener la flexibilidad adecuada para permitir el movimiento con libertad y la consistencia justa para mantener la congruencia de las articulaciones y proteger a las mismas.

La tensión excesiva en los ligamentos habla de una persona que tiene ideas muy rígidas  de las que  no es consciente pero que da por absolutamente válidas y sobre las que construye todas las demás. Por otra parte la hiperlaxitud habla de una persona que se adapta muy bien a las situaciones pero a la vez se deja invadir haciendo propias ideas que no son suyas.

La realidad es que en mayor o menor medida estos dos fenómenos se dan en cada uno de nosotros. Puede ser que tengamos una tendencia más o menos marcada en una de las dos direcciones pero todos tenemos ideas rígidas ,la mayoría inconscientes, y por otra parte nos dejamos invadir por ideas del otro ,sobre todo del entorno más cercano porque hemos ido perdiendo la capacidad de escucha de nuestras propias  necesidades. 

Trabajando los ligamentos estas ideas empiezan a aflorar dándonos la oportunidad de descubrir cuales tienen que ver con nosotros y cuales son adquiridas y por lo tanto, valorar si queremos construirnos sobre ellas o desecharlas porque ya no nos sirven.

Vanesa Saavedra

Los ligamentos I

Los ligamentos II

Los ligamentos II

En el artículo anterior decíamos que cualquier desequilibrio en los ligamentos, tanto la rigidez como la hiperlaxitud, hablan de bloqueo ya que estos deben de tener la consistencia adecuada para mantener la congruencia de las articulaciones y para permitir el correcto funcionamiento de los músculos.

La hiperlaxitud lejos de ser una ventaja es un desequilibrio tan importante  como la rigidez. Si los ligamentos no tienen la tensión adecuada tampoco puede darse la correcta contracción del músculo. La hiperlaxitud habla de una persona que se adapta muy bien a las situaciones pero a la vez se deja invadir haciendo propias ideas que no son suyas. Está bien tener unas ideas propias y estar abierto a cambiar de opinión. Pero la hiperlaxitud habla de escuchar demasiado al otro y muy poco a uno mismo, hasta el punto de llegar a  dudar de cuáles son sus propios criterios llegando a tener una sensación de indefensión y por supuesto, de inseguridad. 

                            


Es posible que estas personas no permitan que se les acerquen demasiado por miedo a dudar de su propio criterio y perderse a sí mismos en la relación, cosa que ya suelen haber experimentado.

Es en los ancianos donde los ligamentos están peor y han perdido su elasticidad , teniendo articulaciones rígidas. Pero también la rigidez mental, es en esta etapa cuando más se acusa. Con la edad cada vez tenemos más miedo de cambiar nuestras ideas, ya que son los cimientos sobre los que hemos construido nuestra vida. Tomamos una actitud conservadora de “aquí me quedo”, y el ligamento se petrifica al igual que nuestras ideas. 

No es que Compay Segundo (músico que murió a los 95 años sobre el escenario) tuviera un buen cuerpo que le permitió estar en un escenario hasta el final. Es que tenia una buena actitud que oxigenaba sus ligamentos y todo su cuerpo.

Vanesa Saavedra

Los ligamentos I

Los ligamentos III