Acertando.

Seguridad es confiar en mis propias capacidades independientemente de las circunstancias externas. Saber que, pase lo que pase, dentro de mí tengo los recursos necesarios para darme lo que necesito en cada momento. Para llegar a sentir esta confianza mi dialogo interno tiene que ser fluido.

La escucha interior y la comunicación directa con mi intuición me acercan a la confianza en mis propias capacidades.

Desde pequeñitos aprendemos que  hay alguien fuera que sabe mejor que nosotros lo que debemos hacer, pensar o sentir, desde nuestros padres, pasando por  maestros, amigos, pareja, médicos etc.

Teniendo en cuenta que hemos depositado fuera las respuestas a nuestro propio camino, no es de extrañar que cuando llegamos a la edad adulta nuestra  intuición esté dormida o, mejor dicho, no sepamos escucharla porque nuestras orejas llevan años de entrenamiento y práctica en la escucha externa.

Educar el oído interno, como casi todo en la vida, es cuestión de práctica y, si me lo permitís, una práctica que merece la pena porque las respuestas a nuestro camino están dentro de nosotros.

Intuición + confianza en nuestras propias capacidades = piernas bien estructuradas.

El próximo  5/11/2009 daré una conferencia gratuita  en  Espacio Octo: Aprendiendo a caminar, donde se hablará de la importancia de la conciencia corporal y de cómo adquirirla. Para mas información pulse aquí.

Vanesa Saavedra

Anuncios

Piernas versus seguridad

“Para cada estado de conciencia existe un estado correspondiente de fisiología”

Desde un punto de vista psicocorporal la confianza en nuestras propias capacidades conforman la morfología de las piernas. Esta confianza habla de nuestra seguridad a la hora de caminar por la vida confiando en que en cada momento, dentro de nosotros, encontraremos los recursos para seguir avanzando.

Habitualmente solemos caminar por la vida con una “falsa confianza” basada en nuestros logros personales, reconocimiento social, estatus, posesiones materiales, etc.

En la práctica esto se traduce en que cuando pierdo o cambian las circunstancias externas mis piernas se resiente de una u otra forma.

Para tener unas piernas bien estructuradas es preciso descubrir cual es el área especifica sobre la que contruimos una pseudoconfianza.

Si una persona tiene flacidez, celulitis, osteoporosis o sobrecarga en las piernas, de manera genérica diríamos que no confía en sus propias capacidades pero para que realmente haya un cambio es su estructura hay que descubrir su específico, es decir, el área concreta de su vida donde depositó su seguridad.

El proceso es el siguiente. Existe una experiencia en nuestra vida de la que hemos adquirido una creencia de inseguridad, mientras permanezca inconsciente nuestra confianza se verá mermada porque evitaremos, también de manera inconsciente, volver a vivirla limitando así nuestro desarrollo personal.

Vanesa Saavedra

Curso FSC: Aprendiendo a caminar.Monográfico de piernas.pulsa aquí

El peaje es la memoria.

El sistema nervioso y el cerebro de los niños nace inmaduro al igual que el resto de tejidos.  Esto lo asumimos y entendemos por qué se necesitan años de aprendizaje  para comprender la complejidad de un logaritmo, una derivada, una ecuación física o el simple mecanismo de un lego.

Quizás hemos dado por sentado que un adulto ya lo comprende todo respecto al funcionamiento del hombre y del  mundo. Pero no olvidemos que todavía usamos menos del 20% del cerebro .Entonces quizás un adulto necesite varias vidas para comprender cómo funciona el ser humano y la complejidad de planos intangibles e incomprensibles para nuestra mente lineal humana.

Quizás elegimos todo lo que vivimos sin que falte una coma para evolucionar. Quizás elegimos sabiamente nuestras experiencias en otro lugar fuera del espacio/ tiempo con una  inteligencia  superior a la mente consciente.

Quizás hay 3 libertades ya conquistadas aunque no nos demos cuenta. Una antes de venir aquí dentro de la limitación espacio-temporal que nos proporcionan los sentidos donde elegimos qué vivir. La segunda donde decidimos olvidar y la tercera donde podemos elegir cómo tomarnos lo que elegimos vivir.

Quizás la toma de conciencia de estas libertades pasa por responsabilizarnos de estas decisiones  aunque no las recordemos, porque quizás, cuando cambiamos la energía por materia el peaje es la memoria y que no nos acordemos o no lo comprendamos nada tiene que ver con falta de libertad sino con falta de evolución.

Quizá el autoconocimiento o desarrollo personal no te evite  las situaciones o sentimientos a vivir pero te regala la libertad de aprender de ellos porque …….quizás, quizás, quizás …….no hemos venido a comprender sino a evolucionar experimentando.

Vanesa Saavedra 

¿ Realidad o interpretación?

Si ves la vida de otra manera es otra vida.

Daniel García.

Esta historia refleja  como son nuestras gafas las que conforman nuestro mundo más que los hechos en sí.

Un hombre y una mujer llevan una relación de amigos /amantes basada en encuentros ocasionales para practicar sexo. Los dos están deacuerdo en el tipo de relación y hablan abiertamente de sus encuentros con otras personas.

Un día la mujer pone una frase en el Facebook “hoy al campo” ,el amante le llama y esta es la conversación:

-¿Quien juega? .Dice él .

–  Nadie , me voy al campo con mi prima. 

– Pues yo me voy al cine.

-¿Quien juega? Pregunta ella ofendida.

–  No te entiendo, voy con mi hermano.

Después de la conversación la mujer llama a sus amigas para contarles que el idiota de su amante cuando le ha dicho que iba al campo éste le ha preguntado ¿quien juega? como dando a entender con qué hombre se iba esta vez.  Que parece mentira que le diga a eso, una cosa es que tengan una relación abierta y otra que le hable en esos términos. Todas sus amigas le dan la razón y le dicen que lo que le ha dejado muy claro es que para él su relación  es un juego.

Cuando vuelve a hablar con el amante esta es la conversación:

-Mira tú no le puedes decir a una mujer quien juega , es una falta de respeto, dice ella.

-Veo que todavía no lo has cogido.

-No te entiendo

-Tu dijiste voy al campo, y cuando uno va a ver un partido de futbol , se suele decir “voy al campo” ,de ahí mi pregunta de quien juega.

La realidad es como es, pero la percibimos a través de nuestras gafas forjadas por nuestras experiencias y creencias inconscientes.

Evidentemente la mujer tiene las gafas de que juegan con ella y lo que le vino a demostrar esta anécdota era el color de sus gafas.

Vanesa Saavedra 

Elegir un terapeuta

“Todos tenemos un Merlín dentro, es sólo un título para nuestro mago interior”

En mi opinión un terapeuta es una persona que conoce una herramienta para aumentar el nivel de conciencia. El problema surge porque mucha veces el paciente cree que el terapeuta es la herramienta  cuando en realidad es sólo  una persona que encontró un camino para aumentar su propio nivel de conciencia y lo único que puede hacer es acercártela para que tu encuentres tu propio camino.

Un ingrediente indispensable para la libertad es confiar en nuestro propio criterio y no en un  terapeuta o maestro espiritual por muchas artes que domine. Si no lo que estamos haciendo es fortalecer las cadenas en vez de promover la libertad.

Si alguien camina en su vida por mis conocimientos se está encadenando a mi “sabiduría” y eso no es libertad.

Es cierto que cuando te trabajas alcanzas un mayor nivel de conciencia pero siempre habla de ti. Te puede servir para encender luces pero no para vivir la luz de otros.

A la hora de buscar un terapeuta puedes elegir aquel que te enseñe a escucharte y a encontrar las respuestas por ti mismo, que no juzgue tu vida y no crea saber cómo debería ser porque eso es algo que solo tú puedes descubrir.

Si realmente estás interesado en alcanzar la libertad empieza por asumir tu responsabilidad al 100% y caso de buscar un terapeuta, busca aquel que te ayude a ser tu propio terapeuta en un breve periodo de tiempo porque, como digo muchas veces, nadie puede saber cómo acertar en tu propia vida.

Vanesa Saavedra

Creencias y sus consecuencias.

Desde la numerología cuántica con nuestro nombre, apellidos y fecha de nacimiento obtenemos un número que define que tipo de energía hemos venido a manifestar.

En la numerología kármica podíamos hacer una lectura de nuestro inconsciente en las diferentes energías de la vida, es decir, cuales son las asociaciones mentales que tenemos en las distintas  áreas de la vida.

Así por ejemplo en la casa de la pareja podemos ver que una persona tiene asociado que cada vez que tiene  pareja es abusada. Uniendo esta creencia a la famosa ley de la atracción es fácil  entender por qué atraemos siempre el mismo tipo de pareja, es simplemente una ley física, los pensamientos son energía y atraes lo que piensas.

Por supuesto la creencia suele estar enterrada en el inconsciente y si le preguntas a la persona en cuestión es fácil que te diera una versión diferente de la situación.

El primer paso es traer al consciente la creencia. Pero lo más importante es darnos cuenta de que la nueva creencia sigue siendo eso, una creencia.

Si uno realmente es pareja no hace ni se hace daño. Pareja tiene que ver con compartir y crear y ninguna de estas cosas causa dolor.

Es importante darnos cuenta que esa creencia se basa en la interpretación de una experiencia de lo que socialmente se llama pareja. Pero salir o estar casado con alguien no implica en absoluto ser pareja.

Nuestro inconsciente asocia que cuando se tiene pareja pasan determinadas cosas cuando en realidad el dolor proviene de no haberlo sido.

Si fui pareja y ella no descubrir esto, o que me deje, no me causará la sensación de que perdí nada mío, ni de que se llevan una parte de mí. Si lo siento  es porque no fui pareja simplemente intenté  tener a la otra persona, vendí mi amor y manipulé para retener a alguien y eso no es pareja, y menos culpa del otro, porque nadie puede conseguir que yo me venda sin mi consentimiento.

Pareja es un compañero de camino donde cogidos de la mano se crea un mundo nuevo suma de nuestras individualidades  y si en algún momento  la pareja se rompe cada uno se lleva lo que aportó más lo que se enriqueció compartiendo.

Lo que me resulta fundamental que quede reflejado es que ser uno mismo no pudo crear una creencia negativa. Cuando se “es” no hay juicio ni creencia, sólo experiencia integrada.

No se puede tener miedo a Ser lo que se es, porque entre otras cosas no puedes dejar de serlo. Es el ego el que tiene miedo de dejar de existir cuando la realidad es que lo necesitamos  para poder manifestar lo que somos.

Vanesa Saavedra

¿Qué camino eliges?

En mi opinión cualquier técnica debe ir encaminada a aumentar nuestro nivel de conciencia. 

He observado que nuestro inconsciente está reflejado en todo lo manifestado. Nuestro cuerpo,  lenguaje,  entorno, familia, etc. son nuestra conciencia manifestada.

En mi experiencia como fisioterapeuta he observado cómo mejorar la conciencia corporal conlleva un cambio en la mente y en el  entorno.

Más tarde como terapéuta de desarrollo personal descubrí que un cambio en la mente  tenía una repercusión directa sobre el cuerpo y el entorno.

Por último, gracias a una amiga, aprendí  a través del feng shui cómo el entorno refleja nuestro inconsciente y creencias, que por supuesto se reflejan en el cuerpo y en la mente.

Da igual el camino que elijas para conocerte porque todo tu universo conocido es una manifestación de tu conciencia.

En la actualidad trabajo encontrando las creencias inconscientes de las personas en las distintas áreas de la vida y como estas crean el escenario en que vives.

La toma de conciencia de quien eres te acerca a la libertad de elegir que manifestar. Por lo tanto a mayor grado de conciencia mayor libertad….¿qué camino eliges?

Vanesa Saavedra

La cuerda floja

Según pasan los años me sorprendo más de la inconsciencia que dirige nuestras acciones, aunque empiezo a intuir que esa inconsciencia tiene una inteligencia mayor de lo que creemos o podemos comprender.

Si estamos aquí para evolucionar y espiritualizar la materia quizá sea una tarea que escapa a nuestra mente consciente.  Por tanto no es mala idea que sea el inconsciente el que la dirija aunque a nuestra pequeña mente le cueste entenderlo.

Si como dice la física cuántica el tiempo no existe entonces podríamos mirar la vida como una carrera universitaria donde nuestra experiencia aquí es solo una de las asignaturas, pero al igual que nadie es médico sólo por estudiar matemáticas, no podemos comprender los planes de nuestra lama desde nuestra experiencia mental .

Podríamos decir entonces que la vida es sólo una asignatura para graduarnos como seres humanos y aceptar que caminamos sobre la inestabilidad de la cuerda floja del inconsciente en vez de sobre el asfalto firme y seguro de lo conocido.

Vanesa Saavedra

Pensamiento positivo

La ley de la atracción dice que atraemos aquello que pensamos pero quizás habría que tener en cuenta que cada uno pensamos de manera diferente, es decir , cada uno vemos la realidad a través de nuestras propias gafas. Por eso una misma palabra evoca pensamientos diferentes en función de nuestra cultura y experiencias.

Cuando trabajamos con frases para cambiar nuestra percepción de la realidad tenemos que tener en cuenta cúales son nuestras creencias respecto a las palabras elegidas.

Una paciente me comenta que está trabajando la siguiente frase: “me abro a la vida”. En principio podría parecer una frase positiva e inofensiva  pero en una sesión anterior habíamos descubierto que para ella la vida es sinónimo de sufrimiento, esta es la creencia que tiene en el inconsciente.

Ella no entendía por qué si se estaba trabajando esa frase desde hacía tres meses las cosas iban cada vez peor en su vida. Bueno pues porque la ley de la atracción funciona y estaba dando sus frutos. Para ella vida = sufrimiento y por tanto su frase decía : “me abro al sufrimiento” y es exactamente lo que se estaba manifestando.

Lo importante de trabajar con estas frases es que nos permiten tomar conciencia de nuestras creencias,  reconocer qué tenemos grabado en nuestro disco duro y borrar aquello que no apoye nuestro camino. 

Vanesa Saavedra