LIDERAZGO

escuchar2

Como comentaba el otro día el “1” CUÁNTICO ocupa su lugar cuando lidera su vida y es capaz de inspirar a los demás a que lideren la suya tomando decisiones e iniciativas con espíritu pionero abriendo caminos.

La información sólo es sabiduría cuando la integramos por comprensión profunda y directa, entonces habría que profundizar sobre el significado de ser Líder.

Lideras es escuchar, pero sobre todo acompañar, es hacer triunfar.

El líder crea una organización inteligente en la que todos los integrantes y la organización como un todo son capaces de aprender constantemente. Los líderes son diseñadores, guías y maestros.

El líder se focaliza en personas, un directivo por ejemplo lo hace en sistemas y estructuras. Por tanto el líder inspira confianza.

En el desarrollo del liderazgo es imprescindible que la visión conduzca a largo plazo a un desarrollo de la personas. Un liderazgo que deje a la gente extenuada y que no propicie y estimule su crecimiento y desarrollo, tanto material como espiritualmente, no puede considerarse efectivo.

El líder es quien consigue delegar la autoridad requerida y no aquel que se vuelve imprescindible.

Es un experto conocedor de la naturaleza humana ya que ciertamente debe liderar a personas y para ello es imprescindible que se conozca el mismo y ser un estudioso constante del la naturaleza humana, conociendo también la corporeidad del ser humano, sus aspectos psíquicos y emocionales así como ser un experto en espiritualidad.

Guía no es solamente el que conoce el camino sino también el que conoce las aptitudes y capacidades de quien recorren el camino y conoce en profundidad las aptitudes sus liderados y se poner al servicio del desarrollo de sus liderados , ayudando a los mismos a remover o cambiar aquellos aspectos de sí mismos que le impiden crecer .

El líder no impone conductas desde el exterior a las personas sino que, conociendo a las mismas, los estimula a cambiar y quitar todo lo que les impide desarrollarse como ser humano. Una vez hecho esto debe guiarlas por el camino de alcanzar los logros propuestos y desarrollar en actos y en obras todo su potencial posible.

La esencia del 1 CUÁNTICO es liderar y ser el absoluto protagonista de su vida en todas las áreas.Cuando ocupa su lugar en el mundo lo que nos muestra es como liderar nuestra propia vida, es de estas personas de quien podemos aprenderlo ,cuando manifiestan lo que son nos dan la oportunidad de reconocer dentro de nosotros a nuestro propio líder.

Como he comentado otra veces a “SER” no se aprende se “ES”. A menudo en consulta me preguntan cómo pueden llegar a ser lo que son (la cualidad de energía que representa su número) y mi respuesta es siempre la misma: no hay nada que puedas hacer, lo eres, solo puedes dejar de hacer que no lo parezca.

 Vanesa Saavedra

No te limites I

Las diferentes corrientes del mundo esotérico y espiritual nos hablan de la figura del “Ego”. En líneas generales dividen al ser humano en dos: nuestro “Ser interno” que tendría que ver con nuestra alma y parte divina y el ”Ego” o personalidad como la estructura que hemos construido para manejarnos en sociedad.

Muchos son las terapias y terapeutas que cuando les consultamos, en función de nuestros actos y siempre con buena voluntad, nos informan de si es el “Ego” o nuestro “Ser interno” quien está dirigiendo nuestra vida.

Curiosamente estas mismas filosofías hablan una y otra vez de la importancia de no juzgar y lo proponen  como un objetivo a alcanzar y  principal diferencia de la moral judeo-cristiana.

Otra de las premisas en este tipo de corrientes es que “todo es perfecto”, pero  en la práctica cuando algo es socialmente no aceptado  nos dicen que estamos actuando desde el “Ego” y por eso “nos va mal”.

En mi opinión no hay gran diferencia entre sentir que estoy actuando mal porque lo hago tentado por el diablo o por el Ego. En definitiva lo que estoy haciendo es juzgar lo que sucede en mi vida y negando el principio de perfección.

El mundo esotérico seguramente esté en evolución como tendría que estarlo la  religión y ambos podrían revisar estas contradicciones.

Como terapeuta he visto que cuando no juzgas ni intentas creer que sabes  lo que tendría que hacer el paciente para estar acorde con su “Ser interno” sino que das por supuesto que lo está haciendo, su evolución es cuántica, es decir, la persona acaba encontrando un camino propio y a su maestro interior, abandonando la desagradable sensación de que algún día será mejor…….que ahora.

Vanesa Saavedra