PIONERO

El espíritu pionero es otra de las cualidades del “1 cuántico.

Entendemos por pionero aquella persona que da los primeros pasos en alguna actividad, que inicia la exploración de nuevas tierras o colonización de un nuevo territorio.

Ante todo ser pionero es una aventura. Es lanzarse el primero con la incertidumbre de no saber que encontrarás en el camino. Es disfrutar conociendo nuevas gentes y lugares. Es tener la mente abierta, dispuesta a aceptar lo que es distinto. Es tener el corazón abierto, dispuesto a dejarse empapar de experiencias y rincones y dispuesto a amar. Es muchas veces hacerse el camino donde no lo hay. Es riesgo.

Un pionero allana el camino a los que vienen detrás haciendo habitables lugares que antes de su llegada eran inhóspitos. Un pionero es un descubridor, iniciador, creador, es un constructor de un mundo más humano, un soñador que sabe que la unidad es mucho más que la suma de las partes.

Si tu número es el “1”, ser pionero está en ti al igual que tener una mente racional entra dentro de ser humano. Lo único que tienes que hacer es reconocerlo , si miras tu histórico dentro de ti siempre ha estado y siempre ha dado señales de que eres una persona que abre caminos.

ver también:

Numerología cúantica.

Liderazgo.

Vanesa Saavedra

Anuncios

LIDERAZGO

escuchar2

Como comentaba el otro día el “1” CUÁNTICO ocupa su lugar cuando lidera su vida y es capaz de inspirar a los demás a que lideren la suya tomando decisiones e iniciativas con espíritu pionero abriendo caminos.

La información sólo es sabiduría cuando la integramos por comprensión profunda y directa, entonces habría que profundizar sobre el significado de ser Líder.

Lideras es escuchar, pero sobre todo acompañar, es hacer triunfar.

El líder crea una organización inteligente en la que todos los integrantes y la organización como un todo son capaces de aprender constantemente. Los líderes son diseñadores, guías y maestros.

El líder se focaliza en personas, un directivo por ejemplo lo hace en sistemas y estructuras. Por tanto el líder inspira confianza.

En el desarrollo del liderazgo es imprescindible que la visión conduzca a largo plazo a un desarrollo de la personas. Un liderazgo que deje a la gente extenuada y que no propicie y estimule su crecimiento y desarrollo, tanto material como espiritualmente, no puede considerarse efectivo.

El líder es quien consigue delegar la autoridad requerida y no aquel que se vuelve imprescindible.

Es un experto conocedor de la naturaleza humana ya que ciertamente debe liderar a personas y para ello es imprescindible que se conozca el mismo y ser un estudioso constante del la naturaleza humana, conociendo también la corporeidad del ser humano, sus aspectos psíquicos y emocionales así como ser un experto en espiritualidad.

Guía no es solamente el que conoce el camino sino también el que conoce las aptitudes y capacidades de quien recorren el camino y conoce en profundidad las aptitudes sus liderados y se poner al servicio del desarrollo de sus liderados , ayudando a los mismos a remover o cambiar aquellos aspectos de sí mismos que le impiden crecer .

El líder no impone conductas desde el exterior a las personas sino que, conociendo a las mismas, los estimula a cambiar y quitar todo lo que les impide desarrollarse como ser humano. Una vez hecho esto debe guiarlas por el camino de alcanzar los logros propuestos y desarrollar en actos y en obras todo su potencial posible.

La esencia del 1 CUÁNTICO es liderar y ser el absoluto protagonista de su vida en todas las áreas.Cuando ocupa su lugar en el mundo lo que nos muestra es como liderar nuestra propia vida, es de estas personas de quien podemos aprenderlo ,cuando manifiestan lo que son nos dan la oportunidad de reconocer dentro de nosotros a nuestro propio líder.

Como he comentado otra veces a “SER” no se aprende se “ES”. A menudo en consulta me preguntan cómo pueden llegar a ser lo que son (la cualidad de energía que representa su número) y mi respuesta es siempre la misma: no hay nada que puedas hacer, lo eres, solo puedes dejar de hacer que no lo parezca.

 Vanesa Saavedra